EL CEREBRO ENAMORADO

Noches sin dormir, pérdida del hambre, sensación de euforia, pensamientos repetitivos, ligera taquicardia...todos hemos estado alguna vez enamorados.


Y es que cada vez más estudios afirman que el enamoramiento modifica nuestra actividad cerebral. Augmentando la sensación de euforia a través de la Dopamina. Y facilitando la confianza y la vinculación a través de la Oxcitocina y la Vasopresina.


El enamoramiento es una tormenta de neurotransmisores que a pesar de no tener un diagnóstico grave, puede generar durante el tiempo que dura una cierta inestabilidad.


“Quedarse colgado de alguien" genera sensaciones similares a las que produce el consumo de droga y activa en nuestro cerebro el circuito de deseo-recompensa. Siendo la persona amada el único estímulo capaz de calmar nuestra inquietud.


Por suerte no somos pura bioquímica y otros factores culturales y sociales determinan la elección de la pareja. Y en este sentido en la medida en la que conseguimos establecer vínculos seguros y estables, el enamoramiento finalmente acaba y da paso a la dulce etapa del AMOR.



REVISTA UTOPÍA Maig Juny 2018



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

created by Edurne Floristan

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle