El Valor del Silencio

En un mundo de ruido el silencio se ha convertido en parte de la solución a nuestros problemas.


Y es que ya no solo la intuición nos dice que el exceso de estimulación auditiva genera estrés, sino que investigadores de todo el mundo demuestran como el silencio favorece la tan famosa neurogénesis o regeneración neuronal.


Y es que mientras reflexionamos y concentramos la atención en el vacío ayudamos a regenerar las células del hipocampo, que es el encargado de regular las respuestas emocionales, los procesos de memoria, y el aprendizaje.


Igual que después de dormir o descansar largas horas podemos ver las cosas desde otro punto de vista, a través del silencio podemos activar la red que se encarga de evaluar y encontrar soluciones más allá de nuestra conciencia.


Nuestro cuerpo está programado para alertarse ante cualquier ruido, y generar estados de estrés cuando la estimulación es prolongada.


Sabemos que sentándonos dos minutos al día en completo silencio ya logramos una disminución de la presión sanguínea. Así que ¿porque no empezar a practicarlo? Tu cerebro, cuerpo y mente lo agradecerán.

I



Entradas destacadas
Entradas recientes